Diary

Diary No.2: Por nuevos inicios

Los ciclos son algo inevitable en nuestra vida, por ende el empezar y terminar es algo también inevitable. Hay cierres que uno puede prever y prepararse, para que el impacto sea menor. Pero no siempre es así, hay cierres que son inesperados, y te hacen frenar aun vayas a toda velocidad. No me malentiendan, no son malos los cierres inesperados, sólo que implican un cambio de planes de 360º.

Al principio extrañamos ese ciclo, imaginamos qué hubiera pasado si no hubiera terminado, pero llega el momento de volver a mirar lo vivido y cuestionarnos esa situación. ¿Realmente era lo mejor para mí? ¿Era feliz? ¿Esas eran mis metas?

Cerrar ciclos nos da la oportunidad de empezar nuevos. Nos reinician, traen consigo aires de esperanza, y en eso es en lo que nos tenemos que enfocar. Tenemos la oportunidad de soñar de nuevo, de escapar de la rutina que nos ahogaba y poco a poco ir marcando nuestro propio camino. Y por eso brindo. Por dejar de ver lo que perdemos, y enfocarnos en lo que ganamos. Brindo por seguirnos encontrando a nosotros mismos, brindo por nuevos problemas y nuevos errores. Brindo por ver la vida con esperanza, y no con miedo y desilusión.

Sea cual sea el ciclo que estés cerrando, permítete sentir todo, y una vez pasado por todos los sentimientos, levántate y empieza de nuevo. La belleza de cerrar ciclos, es que nos da la oportunidad de volver a iniciar. Dejar ur es necesario para renovarte. Déjate renovar.

Buena suerte,

Andy